A A A
Plus
Marzo 30, 2017
240 Visitas

ABC de la Diabetes

 A: Acercamiento a la diabetes tipo 2. Lo dulce es rico pero no siempre sano.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una alteración en la manera como el cuerpo equilibra el azúcar (glucosa) en la sangre. La glucosa es una fuente importante de energía para las células de los músculos y de otros tejidos, incluyendo el cerebro.

El defecto básico de la diabetes es la deficiencia de insulina, una hormona producida por el páncreas que regula el metabolismo de la glucosa.

Cuando falta la insulina o los tejidos no responden a esta hormona se eleva el nivel de la glucosa en la sangre (hiperglucemia) y aparece glucosa en la orina (glucosuria).

La frecuencia de la diabetes en América Latina oscila entre 5% y 10%.

¿Cuántos tipos de diabetes hay?

Hay dos tipos de diabetes:

  • Tipo 1, en la cual la deficiencia de insulina es absoluta por daño de las células productoras de insulina del páncreas.
  • Tipo 2, en la cual la disminución de insulina es relativa ya que por la resistencia de los tejidos, la insulina producida se torna insuficiente.

¿Pueden los niños sufrir de diabetes tipo 2?

Hasta hace unos años a la diabetes tipo 1 se le conocía como “infantil” o de los niños y a la diabetes tipo 2 de los adultos. Hoy no se clasifica la diabetes de esa manera porque hay niños y adolescentes con diabetes tipo 2, que desarrollan diabetes asociada a obesidad, y hay adultos que tienen diabetes tipo 1.

¿Qué es la prediabetes y cuáles son las causas?

La prediabetes es una condición que puede anteceder a la diabetes. Las células son resistentes a la acción de la insulina y el páncreas no es capaz de producir más insulina. Como resultado, el nivel de glucosa en la sangre se eleva pero no tanto como en la diabetes tipo 2.

¿Cuáles son los factores de riesgo de diabetes?

  • Sobrepeso u obesidad (sobre todo abdominal). El exceso de peso es uno de los principales factores de resistencia a la insulina y por ende, la disminución de peso la disminuye.
  • La diabetes tipo 2 es más frecuente a partir de los 45 años.
  • Sedentarismo. La actividad física ayuda a controlar el peso, consume glucosa, hace que las células sean más sensibles a la insulina e incrementa el flujo sanguíneo.
  • Historia familiar. La historia de diabetes en padres y hermanos es factor de riesgo.
  • Raza o etnia. Los negros, hispanos o latinos, indoamericanos y asiáticos tienen mayor riesgo de diabetes.
  • Embarazo. La mujer que ha tenido un bebé de más de 7.5 kilos de peso tiene mayor riesgo de diabetes en el segundo embarazo (diabetes gestacional).
  • Síndrome metabólico: la presencia de hipertensión, colesterol LDL y triglicéridos elevados aumenta el riesgo de diabetes.
  • Hipertensión arterial.

¿Si no me cuido la diabetes puedo tener complicaciones?

Si la enfermedad no se detecta o si se detecta pero no se trata adecuadamente, surgen complicaciones agudas o crónicas. Entre las primeras están:

  • Hipoglucemia: está relacionada con el tratamiento para la diabetes y consiste en la disminución de las cifras de glicemia. Ocurre cuando se omite una comida o se incurre en exceso de ejercicio y no se ha modificado el tratamiento o la dieta. Entre los síntomas están, sudoración, temblores, debilidad, hambre, mareo y náusea. Puede haber confusión, trastorno del habla e incluso pérdida del conocimiento si la glucemia es menor o igual a 40 mg/dL. El tratamiento consiste en comer algo de inmediato (ej. pan y gaseosa) y en algunos casos es necesario la administración intravenosa, de glucosa.
  • Síndrome diabético hiperosmolar y cetoacidosis diabética que se relacionan con un pobre control de la diabetes y requieren de tratamiento intrahospitalario.

¿Cuáles son las complicaciones a largo plazo?

  • Daño de los nervios de las extremidades en particular de las inferiores. Se manifiesta por pérdida de la sensibilidad (dolor, tacto) que unida a alteraciones de las arterias conduce a gangrena y por ende a amputación.
  • Daño renal. Puede ser severa y requerir trasplante renal. Como parte del chequeo periódico se debe examinar la orina y hacer pruebas de función renal.
  • Daño en las arterias de la retina. Las arterias que nutren la retina pueden afectarse por la diabetes y llevar a pérdida de la visión. Además, el diabético sufre con frecuencia de cataratas (opacificación del cristalino, una de las lentes del ojo) y de glaucoma (hipertensión del ojo). La diabetes es la principal causa de ceguera entre los 20 y los 74 años de edad.
  • Aterosclerosis (depósito de colesterol en la pared de las arterias). Las arterias afectadas pueden ser del corazón, del cerebro y de las
  • El diabético es propenso a infecciones por falla del sistema inmune o de defensa del organismo.
  • Enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia o de deterioro cognitivo.

B: Bases del diagnóstico. Ante el aumento de sed y de la frecuencia urinaria, consulte.

¿Cómo reconozco los síntomas y signos de la diabetes?

Los principales síntomas de la diabetes son:

  • Aumento en la frecuencia urinaria en el día y la noche
  • Sed excesiva
  • Hambre pronunciada
  • Pérdida de peso inexplicada
  • Presencia de los denominados cuerpos cetónicos en la orina
  • Fatiga extrema
  • Visión borrosa
  • Irritabilidad
  • Lesiones de la piel que sanan lentamente
  • Infecciones frecuentes en las encías, la piel o la vagina.

Algunos pacientes adultos con diabetes tipo 2 o no presentan síntomas o son muy leves y pueden pasar desapercibidos.

¿Con qué exámenes me pueden diagnosticar diabetes?

  • Glucemia (azúcar en la sangre) en ayunas de 126 mg/dL o más
  • Glucemia a cualquier momento del día (mayor de 200 mgdL)
  • Prueba de tolerancia a la glucosa
  • Hemoglobina glicosilasa o HbA1C. Tiene el mérito de medir el nivel de glucosa en los tres meses precedentes.

¿Cada cuánto debo hacerme los exámenes para descartar diabetes o prediabetes?

Si usted tiene padres o hermanos con diabetes, es recomendado hacer exámenes para detectar la enfermedad a partir de los 25 años de edad.

Si su médico le dijo que tenía prediabetes, se recomienda evaluar los niveles de glicemia cada uno o dos años. El progreso de prediabetes a diabetes puede prevenirse perdiendo peso y haciendo ejercicio físico.

C: Cómo me cuido. Dieta y ejercicio son la clave

¿Qué puedo hacer para estar saludable si tengo diabetes?

Es importante que usted haga modificaciones en su estilo de vida, trate de hacerlas paulatinamente para que se adhiera a ellas, si las implementa de manera drástica, va a terminar desistiendo. La palabra clave es el autocuidado, es usted el que se debe encargar de controlar su enfermedad, de seguir las recomendaciones de su médico y de no engañarse a sí mismo. Le sugerimos que:

  • Controle su peso corporal, ojalá hasta llegar al peso ideal. Hágalo con una buena dieta y ejercicio. Lo invitamos a revisar el artículo: Consejos alimenticios en la dieta del paciente con diabetes.
  • Dieta. La mejor dieta para el diabético es la que incluye frutas, vegetales y granos enteros; con restricción de dulces y de grasas saturadas (por ejemplo, los productos de pastelería). Los porcentajes adecuados de calorías los determinará el médico acompañado de la nutricionista de acuerdo con el peso y la actividad física que usted tenga.
  • Realice ejercicio físico regular
  • Absténgase de fumar y si toma alcohol hágalo de forma moderada
  • Controle sus niveles de glicemia. Hay glucómetros para que el paciente los use sin necesidad de ir al consultorio. El nivel ideal de glucosa es de 90 a 130 mg/dL antes de la comidas y por debajo de 180 mg/dL dos horas después de comer. Si recibe insulina los chequeos de la glucemia pueden ser necesarios más de una vez al día.
  • Manténgase con las vacunas al día
  • Revise diariamente sus pies. Varias lesiones en los pies pueden pasar desapercibidas porque la diabetes produce pérdida de sensibilidad sobre todo en esta zona.
  • Controle su tensión y colesterol
  • Cuide sus dientes y encías a través del buen uso del cepillo de dientes y la seda dental.
  • Maneje el estrés, se recomienda yoga o cualquier otro tipo de meditación.

Medidas y controles generales como objetivos del tratamiento adecuado

¿Siempre se requiere de medicamentos para el tratamiento de la diabetes?

Si con dieta y ejercicio no es posible controlar el problema puede ser necesario recurrir a medicamentos orales que deben tomarse según la prescripción del médico y en ciertos casos utilizar insulina. La meta es poder disminuir las cifras de glucosa para que usted se sienta mejor, las complicaciones no se presenten y la calidad de vida no se vea afectada por la enfermedad ni por el tratamiento. Siempre ante cualquier duda, consulte usted tiene el derecho de estar informado.

A A A
Plus
Tags:

Articulos Relacionados

  • Antipsicóticos aumentan riesgo de diabetes tipo 2 en niños y adolescentes

    Ver más >
  • European Medicines Agency (EMA) alerta sobre la posibilidad de cetoacidosis diabética atípica asociada a inhibidores SGLT2

    Ver más >
  • Alerta sobre lesión renal aguda de canaglifozina y dapaglifozina

    Ver más >
  • Consumo frecuente de nueces disminuye mortalidad

    Ver más >