A A A
Plus
Noviembre 1, 2016
295 Visitas

Buen estilo de vida disminuye riesgo de trastorno cognitivo leve y de demencia

 

Investigadores estadounidenses, liderados por el doctor David A. Merrill del Sistema de Salud de la Universidad de California en Los Angeles, correlacionaron los efectos a nivel molecular del cerebro del ejercicio físico y de la dieta.

Para ello evaluaron el índice de masa corporal, la actividad física y la dieta y correlacionaron esos factores con la tomografía cerebral de emisión de positrones (PET) y las placas de amiloide y los nudos tau utilizando 2-(1(-( 6(2-(F-18)fluroetil) (metil)amino)-naftil)etileno )malonitrilo (FDDNP).

Los autores buscaban evaluar cómo los factores de estilo de vida (básicamente ejercicio, dieta y obesidad) se asociaban con un ligando PET que se une y provee una medida tanto de amiloide como de tau. Estos dos últimos elementos son pieza central de la patología cerebral de la demencia de Alzheimer y de cierta manera de su precursor el deterioro cognitivo leve.

Los investigadores concluyeron de manera preliminar, dado el tamaño pequeño del estudio (44 pacientes), que hay una relación (disminución) entre el riesgo de placas cerebrales de amiloide y de depósito de nudos en individuos no afectados por demencia que mantienen un peso corporal normal, siguen ejercicio físico de manera regular y consumen una dieta saludable. En otras palabras puede colegirse que un buen estilo de vida protege el cerebro durante el envejecimiento.

Estudio de la Universidad de California, Los Angeles

La investigación se basó en 44 voluntarios de una edad promedio de 62.6 años con trastorno de la memoria subjetiva o trastorno cognitivo leve que fueron reclutados de una consulta de la memoria. Los autores midieron el nivel de actividad física y corroboraron que los participantes seguían la dieta del Mediterráneo.

Los escanogramas PET con FDDNP evaluaron las regiones asociadas a enfermedad de Alzheimer (lóbulos frontal, parietal, temporal medio y lateral, temporal posterior y cingulado). Utilizaron controles del estilo de vida y la relación con el PET/FDDNP.

Los resultados revelaron que los individuos con trastorno de la memoria subjetiva que adherían con mayor fidelidad a la dieta del Mediterráneo tenían mediciones significativamente más bajas de amiloide y de tau en el PET que aquellos con menor adherencia.

Además, los pacientes con trastorno cognitivo leve que reportaron niveles de actividad física más altos tenían menor unión a amiloide y tau en el PET, en tanto que aquellos con índice de masa corporal más alto tenían mediciones más elevadas de unión a los marcadores mencionados.

Comentario

Hasta ahora no hay una manera directa in vivo de medir los depósitos cerebrales de amiloide y de los nódulos tau pero el estudio reseñado implica una manera indirecta de allegar datos moleculares cerebrales utilizando PET y un ligando de los marcadores.

Aunque el estudio es pequeño y debe considerarse como preliminar, confirma que un buen estilo de vida es un factor protector del cerebro.

Como hemos registrado en varias y diferentes ocasiones y escenarios los médicos y el equipo de atención primaria deben incluir en la evaluación de todos los pacientes el registro del nivel de actividad física y la dieta que consume.

El ejercicio físico y una dieta saludable, tipo dieta del Mediterráneo, tienen efectos muy positivos sobre la salud en general y el estudio sugiere sobre la preservación de la integridad cerebral cognitiva o al menos el retardo en el progreso del deterioro cognitivo leve a formas avanzadas como la demencia de Alzheimer.

Si el paciente, especialmente de edad media o adulto mayor lleva una vida sedentaria, es obeso y sigue una dieta no saludable, es parte esencial de la atención médica, hacer las recomendaciones correctivas del caso.

Referencia:
American Journal of Geriatric Psychiatry en línea Mayo 13, 2016

Palabras clave: Psicología; Deterioro cognitivo leve; Demencia de Alzheimer; Estilo de Vida; Ejercicio físico; Dieta del Mediterráneo

© EMSA-SALUDHOY, Octubre, 2016
(SA)

A A A
Plus

Articulos Relacionados

  • Parche transdérmico de dosis alta de rivastigmina (Exelon Patch®) aprobado por la FDA para casos severos de enfermedad de Alzheimer

    Ver más >
  • Diversos tipos de actividad física protegen adultos mayores de deterioro cerebral

    Ver más >
  • FDA alerta sobre efectos adversos de las inyecciones epidurales

    Ver más >
  • FDA alerta sobre efectos adversos de las inyecciones epidurales

    Ver más >