A A A
Plus
Octubre 7, 2016
243 Visitas

Carcinoma orofaríngeo no está claramente relacionado a sexo oral

Las enfermedades de los famosos conllevan el problema que la prensa laica opopular distorsiona muchas veces las implicaciones médico-científicas de lasenfermedades.

El caso más reciente es el del carcinoma orofaríngeo (en remisión) del actorde cine Michael Douglas quien en declaraciones a la prensa minimizó su pasado de fumador y de consumo de alcohol y en cambio resaltó que había practicado sexo oral y a ello atribuyó su cáncer orofaríngeo.

La prensa divulgó casi sin reservas que el sexo oral era la causa del cáncer orofaríngeo. En realidad, la infección por VPH, adquirida por los hombres heterosexuales que practican sexo oral y se exponen a líquidos vaginales de la mujer infectada ricos el virus, es un factor pero otros factores, como el cigarrillo y el alcohol, siguen siendo importantes. La promiscuidad también es importante en relación a la transmisión sexual.

Algo similar ocurrió en otro caso resonante, el de la actriz Angelina Jolie, que se sometió a mastectomía bilateral profiláctica por ser portadora de genes predisponentes de cáncer de mama (BRCA1 y BRCA2). Se abrió un gran escándalo sobre la mastectomía bilateral profiláctica en mujeres jóvenes y sobre la importancia de la tamización de cáncer de mama, mediante mamografía universal desde temprana edad.

Es infortunado que muchas mujeres, sin predisposición genética demostrada por la presencia de los citados genes, estén optando por solicitar mastectomía bilateral.

La realidad es que solamente las mujeres con predisposición genética deben ser evaluadas para resección preventiva de ambas mamas y que no hay razón para modificar la recomendación de iniciar la mamografía hasta la edad de 50 años, a no ser que haya otras razones o factores de riesgo.

En ambos casos, la verdad es “a medias” porque no se ha comprobado de manera científica, que la epidemia actual de cáncer orofaríngeo en personas jóvenes, sobre todo de género masculino, tenga relación con el sexo oral, así haya una relación con el virus del papiloma humano (VPH), particularmente de tipo 16 que es oncogénico.

El VPH es el agente causal del carcinoma de cuello uterino y se transmite a través de relaciones sexuales. De ello no hay duda pero no puede extrapolarse que el cáncer orofaríngeo es resultado de la transmisión del virus a través de sexo oral. De esto último no hay comprobación. La realidad es que no se sabe a qué se debe la epidemia de cáncer orofaríngeo.

Un estudio analizó en lavados orales la presencia de VPH en pacientes con cáncer orofaríngeo asociado a VPH y en sus compañeros sexual a largo plazo. En 65% de los casos de cáncer se encontró el virus (88% positivos para una cepa oncogénica). Por el contrario solamente 4% de los compañeros sexuales presentaron VPH y solamente uno era oncogénico. Se colige que la mayoría de los compañeros sexuales depuran de manera eficaz la infección activa a la cual están expuestos.

Comencemos por decir que tanto en los órganos genitales, específicamente en la vagina y en el cérvix y en la cavidad oral, en personas jóvenes, es frecuente la infección transitoria por VPH. En general la infección no deja secuelas. Puede decirse que muchos son los infectados y relativamente pocos son los casos de cáncer. El riesgo de cáncer orofaríngeo asociado a VPH es muy bajo.

Un estudio reciente sobre la infección oral por VPH en hombres, publicado enLancet, no demostró una relación clara de la infección con la práctica de sexo oral.

Los autores del estudio, liderados por la doctora Aimée Kreimer, del National Cancer Institute de Estados Unidos, encontraron que “no hay una asociación significativa entre ningún parámetro de conducta sexual oral y la adquisición de VPH oncogénico después de hacer ajustes para factores potenciales de confusión”.

El estudio involucró 1626 hombres de 18 a 73 años de edad, de Brasil, México y Estados Unidos que fueron seguidos durante una mediana de 12.7 meses.

Durante el primer año de seguimiento, 4.4% de los hombres adquirieroni nfección oral incidental por VPH, 1.7% adquirió un cepa o tipo oncogénico (16, 18, 39 o 59) del virus pero solamente 0.6% adquirió infección oral por VPH 16.

La adquisición oral de VPH oncogénico se asoció de manera significativa a cigarrillo, a no estar casado o a cohabitar pero fue similar en todos los países, en todos los grupos de edad y en las diferentes conductas sexuales reportadas.

En otras palabras, los casados o aquellos que cohabitan tienen menor riesgo de infección que los solteros, divorciados, separados o viudos. Y no hay duda que si de sexo oral se trata los casados lo practica con igual o mayor frecuencia que los que no tienen una relación estable con una mujer.

El estado marital parece ser mejor pronosticador de la adquisición de infección oral por VPH oncogénico que el número de parejas a lo largo de la vida.

La mediana de duración de la infección fue de 6.9 meses para cualquier infección por VPH, 6.3 meses para VPH oncogénico y 7.3 meses para VPH 16.

Los investigadores comentan que “las infecciones orales por VPH oncogénico en hombres en buen estado de salud fueron infrecuentes o raras y la mayoría desaparecieron en un año”.

Aunque en general es frecuente que los pacientes con carcinoma orofaríngeo no sean fumadores, en el estudio la infección por VPH 16 fue tres veces más alta en los fumadores contemporáneos y el doble en los que habían fumado en el pasado.

En resumen, la adquisición de infección por VPH oncogénico en hombres en buen estado de salud es infrecuente en comparación con la infección genital y en menor grado en relación a la infección anal.

La ocurrencia de la infección en los mayores probablemente refleja persistencia de la infección y no aumento en la incidencia. En las mujeres la infección por VPH acontece entre uno y dos años después del inicio de la vida sexual pero las infecciones en las edades más avanzadas son infrecuentes.

Para finalizar, los profesionales de la salud en particular deben leer con cautela y reserva la información de prensa sobre temas científicos y de la salud. Hay mucha especulación y tendencia al sensacionalismo.

Vacuna contra VPH protege de la infección a mujeres

Un estudio reciente, realizado en Costa Rica y liderado por el doctor Rolando Herrero, demostró que la vacuna contra VPH protege de la infección orofaríngea por virus de los tipos 16 y 18. La investigación incluyó 5840 mujeres de 18 a 25 años de edad sexualmente activas que fueron asignadas de manera aleatoria a la vacuna triple (Cervarix®) contra VPH o a placebo.

Solamente una de las mujeres vacunadas adquirió en 4 años infección por VPH 16 o 18 en contraste con 15 del grupo placebo.

Si la vacuna protege contra cáncer orofaríngeo a las mujeres vacunadas está por verse. Hay que recordar que en muchas personas la infección es transitoria y que el cáncer orofaríngeo es más frecuente en hombres heterosexuales que en las mujeres y en los hombres homosexuales, quizá porque los fluidos vaginales de la mujer infectada son ricos en el virus.

Las observaciones recientes reafirman la importancia de la vacunación de los niños y adolescentes contra el VPH, como ya es recomendación estándar en niñas de 8-9 años de edad.

Referencias:
Lancet online Julio 2, 2013
http://dx.doi.org/10.1016/S0140-6736(13)60809-0
http://dx.doi.org/10.1016/S0140-6736(13)61123-X
PLOS ONE 8:e68329; doi:10.1371/journal.pone.0068329, Julio, 2013
Journal of Clinical Oncology 32:2408, 2014

© EMSA-SALUDHOY, Octubre, 2016
(SA)

A A A
Plus

Articulos Relacionados

  • Guías 2015 para Manejo de Sobrevivientes de Cáncer de Mama

    Ver más >
  • Índice de masa corporal asociado a aumento en el riesgo de 10 tipos comunes de cáncer

    Ver más >
  • Futilidad de la Quimioterapia en Cáncer Terminal

    Ver más >
  • Anticonceptivos orales disminuyen riesgo de cáncer de edometrio a largo plazo

    Ver más >