A A A
Plus
Noviembre 24, 2016
282 Visitas

Comentario de un experto francés sobre la mantequilla y la salud

El endocrinólogo-nutricionista Boris Hansel, especialista en manejo de la obesidad que ejerce en París, escribió un comentario de corte editorial que reprodujo Medscape y del cual hemos extractado los puntos más sobresalientes.

Hace un tiempo, la mantequilla ha caído en desprestigio por su alto contenido en grasas saturadas y ha sido reemplazado en buena medida por la margarina y por los aceites vegetales. El meollo radica en sustituir ácidos grasos saturados por ácidos grasos no saturados.

Anota el autor que ningún estudio ha establecido de manera formal que el consumo de mantequilla aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular. Un meta-análisis publicado en PLOS One cuestiona la hipótesis del efecto nocivo de la mantequilla. En ese análisis se encontró que el consumo de mantequilla se asocia a disminución del riesgo de diabetes y a un discreto pero significativo aumento en mortalidad global.

Los editores de PLOS critican que el artículo citado sea enarbolado en defensa de las bondades de la mantequilla la naturaleza del estudio no permite esas conclusiones.

Mantequilla es la grasa con el más alto contenido de ácidos grasos (10 gramos de mantequilla contienen 5 gramos de grasa saturada cuando 10 gramos de aceite de oliva contienen 1.5 gramos de grasa saturada).

Un estudio recientemente publicado en JAMA Internal Medicine deja en claro que la mantequilla, aún en cantidades moderadas, eleva los niveles de colesterol LDL.

Si bien la mantequilla es rica en vitamina, hay otras fuentes recomendables sin posibles efectos nocivos como ciertas frutas y vegetales.

El autor concluye que la mantequilla no es un veneno y se puede consumir por placer. Ciertos chefs franceses se hicieron famosos por usarla de manera liberal.

Pero que no sea veneno no quiere decir que sea saludable por su alto contenido en grasas saturadas y por su efecto sobre el colesterol LDL.

Referencias:
PLOS One 11:e01581118, 2016
JAMA Internal Medicine 176:1134-1145, 2016
Opiniones tomadas en parte de Butter and Health: What Does the Evidence Say? Medscape. Agosto 12, 2016

© EMSA-SALUDHOY, Noviembre, 2016
(LM)

A A A
Plus

Articulos Relacionados