A A A
Plus
Octubre 7, 2016
234 Visitas

Música ayuda a recuperación después de cirugía

Investigadores británicos realizaron una revisión sistemática y meta-análisiscon el fin de evaluar si la música mejora la recuperación después de cirugía.Encontraron que la música puede ofrecerse como una manera de ayudar a los pacientes a disminuir el dolor y la ansiedad durante el periodo postoperatorio.

El momento y la manera de aportar la música pueden adaptarse a los ámbitos clínicos y a los equipos médicos.

Desde la época de Florence Nithingale, ícono de la enfermería, se ha sabido que la música mejora la experiencia en el hospital y desde hace 100 años se ha usado la música para ayudar a los pacientes durante la cirugía. Sin embargo, a pesar de estudios aleatorios favorables han predominado la ignorancia y/o escepticismo para usar la música en el entorno de la cirugía para alivio del paciente. Hoy, con una mayor tendencia cirugía sin anestesia general, por ejemplo, con las modalidades laparoscópicas, el tema toma aún más vigencia.

Para la revisión sistemática y meta-análisis los autores seleccionaron 73 estudios aleatorios controlados con 20 a 458 participantes cada uno, en los cuales se había empleado música antes, durante o después de la cirugía (desde colonoscopia hasta cirugía abierta de corazón) y compararon los resultados con cuidado habitual, audífonos sin música, ruido y simple reposo en cama.

Los pacientes que escucharon música, aun estando bajo anestesia general, tuvieron menos ansiedad y menor necesidad de analgésicos durante la recuperación de la cirugía que quienes no escucharon música.

En comparación con el cuidado habitual, la música se asoció a 20% de reducción en el dolor postoperatorio, 10% en disminución en la ansiedad y a una reducción significativa en el uso de analgésicos. Hubo algo de mejoría en la satisfacción por parte de los pacientes pero la estancia hospitalaria no resultó alterada.

La música antes de la operación tuvo los mejores resultados en cuanto a dolor, analgésica y ansiedad pero aún bajo anestesia general hubo beneficios.

La escogencia del tipo de música por el paciente aportó un ligero beneficio, significativo, sin embargo.

Los autores sugieren que la música, una actividad cognitiva, puede afectar el desagrado y la intensidad percibida del dolor, resultando en reducción de la sensación dolorosa. Otra posibilidad es disminución de la actividad autonómica del sistema nervioso central con reducción de la frecuencia cardiaca y respiratoria y de la presión arterial.

El análisis ofrece suficientes bases para justificar que se ofrezca al paciente escuchar música de su predilección sobre todo antes de un procedimiento.

Referencias:
Lancet online Agosto 13, 2015; http://10.1016/S0140-6736(15)60169-6
Lancet online Agosto 13, 2015; http:/10.1016S0140-6736(15)60641-7

© EMSA-SALUDHOY, Octubre, 2016
(SA)

A A A
Plus

Articulos Relacionados

  • Serias reacciones alérgicas a gluconato de clorohexidina

    Ver más >
  • A reevaluar diagnóstico de asma en adultos; una tercera parte puede no tener la enfermedad

    Ver más >
  • Guía de Prevención en adolescentes de obesidad y trastornos alimentarios

    Ver más >
  • Niños que se chupan los dedos y muerden las uñas tienen menos alergias

    Ver más >