A A A
Plus
Junio 14, 2017
63 Visitas

Qué piensan los adultos mayores sobre la tamización de cáncer

En el pasado los adultos mayores eran conocidos como ancianos pero por alguna razón, quizás creer que es menos peyorativo, se habla hoy de adultos mayores cuando se alude a aquellos que han llegado o pasado el “sexto piso”. El hecho real es que cada día hay más de ellos y que en las últimas décadas la expectativa de vida se ha prolongado de manera sustancial.

Tamización es un término que puede usarse en general para implicar escudriñar o buscar o en la medicina la búsqueda mediante pruebas o exámenes si el individuo padece de una determinada enfermedad y especialmente de un cáncer.

Se han popularizado exámenes como la endoscopia o exploración interna con instrumentos de las vías digestivas o inclusive estudios de imágenes diagnósticas como tomografía computadorizada, ultrasonido o resonancia magnética en pacientes asintomáticos que no presentan quejas específicas.

La justificación o racionalidad de muchos de esos exámenes es cuestionable pero lo es en especial cuando el individuo tiene una edad avanzada y por razones obvias la expectativa de vida o años que se anticipa que puede vivir no son muchos.

Por esas razones, antes que el clínico por su cuenta o a instancias de la familia ordena una batería de pruebas de tamización de cáncer es importante preguntarse qué piensan los adultos mayores al respecto, teniendo en cuenta, además, que los exámenes tienen riesgos y que el beneficio anticipado es con frecuencia mínimo.

Investigadores de la Universidad de Johns Hopkins, liderados por la doctora Nancy L. Schoenborn, entrevistaron mediante una encuesta semi-estructurada 40 adultos mayores (de 65 o más años de edad con un promedio de 75.7 años y una expectativa de vida de 10 años) residentes en la comunidad, reclutados en 4 centros académicos.

Los autores encontraron que en el contexto de confiabilidad en su médico los adultos eran mayores estaban dispuestos a no hacerse exámenes de tamización de cáncer.

En segundo lugar, aunque muchos estaban de acuerdo con no hacerse los estudios, no entendían el rol o papel de la “expectativa de vida” en la decisión.

Tercero, los participantes preferían que los médicos les explicasen una recomendación de abandonar la tamización basada en el estado de salud y estaban divididos en decidir si la expectativa de vida debería mencionarse.

En palabras expresadas por los participantes, es preferible que les digan que la prueba no le va a ayudar a vivir más años que decirles “Ud. no va a vivir los suficiente para beneficiarse”. Parece cosa semántica pero es importante establecer la diferencia de los dos tipos de explicación (no se beneficiará o no va a vivir para beneficiarse).

Las guías de tamización de cáncer en los adultos mayores recomiendan incluir la expectativa de vida en la decisión, muchos de los ancianos prefieren que no se mencione la expectativa de vida lo cual encuentran deprimente, concluyen los autores.

Es esencial que el clínico y sus colaboradores conozcan los resultados de la encuesta para manejar con más atino el tema de la tamización de cáncer en los adultos mayores.

Comentario

Independiente del resultado de la encuesta reseñada, creemos que como la han propuesto programas como Choosing Wisely o Escogiendo con Sapiencia del American College of Physicians, que las pruebas o exámenes de descarte o tamización deben usarse con parsimonia porque a la postre pueden hacer más daño que beneficio.

En los ancianos o adultos mayores ello es todavía más relevante pero la conclusión del estudio que hemos mencionado es que hay que saberle decir al adulto mayor por qué no vale la pena hacerle determinado examen o exámenes.

En la labor educativa juega un papel muy importante el equipo de atención médica incluidos los profesionales de la enfermería, de la psicología, los gerontólogos y otros.

Referencias:
JAMA Internal Medicine en línea
Junio 12, 2017; doi:10.1001/jaminterned.2017.1778
JAMA Internal Medicine en línea
Junio 12, 2017; editorial

A A A
Plus

Articulos Relacionados

  • Ejercicio físico intenso puede retardar 10 años deterioro cognitivo

    Ver más >
  • Diversos tipos de actividad física protegen adultos mayores de deterioro cerebral

    Ver más >
  • Ejercicio físico ayuda a mantener joven el cerebro en adultos mayores

    Ver más >
  • Abuso y violencia contra los ancianos

    Ver más >