A A A
Plus
Abril 4, 2017
31 Visitas

Enfermeras pueden estar expuestas a medicamentos citotóxicos o quimioterapéuticos

De acuerdo con una revisión anecdótica, publicada en Febrero 2017 en MinMetre, las enfermeras, sobre todo las encargadas de administrar agentes anticancerosos o citotóxicos (quimioterapia), pueden resultar expuestas a esos medicamentos (“exposición de segunda mano”).

La exposición puede extenderse a otro personal asistencial que participe en el proceso o que esté presente en el sitio de administración.

MindMetre Research, es un grupo privado e independiente de investigación basado en el Reino Unido que de manera regular monitorea la seguridad del personal de atención en salud y alerta a los profesionales europeos.

Los autores, basados en observaciones anecdóticas, concluyeron que si bien la protección de los trabajadores de la salud es bien manejada a nivel de la farmacia durante la preparación de los medicamentos citotóxicos u oncológicos, se ha venido a reconocer que el riesgo de exposición de las enfermeras y otro personal auxiliar a esos agentes durante la administración, en las áreas de atención de los pacientes, no es adecuadamente controlado.

Aunque reconocen que ha limitaciones presupuestales, los autores consideran que se deben reforzar las medidas de seguridad no solo a nivel de las farmacias sino de los servicios clínicos, insistiendo en sistemas cerrados de dispositivos de transferencia de los medicamentos y en la vigilancia o supervisión de los niveles de contaminación una vez que el medicamento ha salido con destino al paciente.

Los sistemas cerrados de transferencia deben impedir el escape de los medicamentos o niveles de concentración de vapores por fuera del sistema.

El riesgo de exposición a los agentes citotóxicos ha sido reconocido por las autoridades europeas pero todavía no hay legislación al respecto.

Un estudio realizado en Estados Unidos hace varios años encontró que la exposición de la piel y de los ojos en el año previo afectaba a 16.9% de las enfermeras que trabajaban en el ámbito de la consulta ambulatoria.

Las historias recolectadas por MindMetre, incluían los casos de 3 enfermeras oncológicas que reportaron pérdida significativa del cabello. Otras enfermeras reportaron síntomas similares a los de influenza cuando manejaban cierto antineoplásico; los síntomas cesaban una vez el ciclo de quimioterapia terminaba.

En España ha habido una demandas judicial, aún por resolver, por posible exposición de una enfermera a medicamentos citotóxicos.

Un estudio canadiense demostró que los niveles más altos de exposición se encontraron en personal que laboraba en las áreas de quimioterapia pero que no estaba a cargo de la administración.

Comentario

Hace pocos años la administración de la quimioterapia anticancerosa estaba limitada a unos pocos centros de atención. En la actualidad han proliferado los sitios donde se administran los medicamentos citotóxicos, incluyendo un buen número de consultorios o centros ambulatorios.

Como consecuencia del creciente uso de la quimioterapia se ha multiplicado el número de trabajadores de la salud potencialmente expuestos a los agentes. Se debe tomar nota de la alerta de MindMetre y exigir que se dicten (y se cumplan) normas de protección.

Referencias:
MindMetre
Febrero 2017
Annals of Occupational Hygiene 58:761-770, 2014

A A A
Plus

Articulos Relacionados

  • Reacciones adversas severas a las vacunas son muy infrecuentes

    Ver más >
  • Cuestionada eficacia de cirugía bariátrica tipo banda gástrica por alta tasa de reoperación

    Ver más >
  • Medicamentos cardiovasculares benéficos en adultos mayores con múltiples comorbilidades crónicas

    Ver más >
  • Qué piensan los adultos mayores sobre la tamización de cáncer

    Ver más >